Consejos para evitar tirar el dinero en fotografía


Con frecuencia me preguntan mis alumnos o amigos sobre la posibilidad de adquirir material fotográfico, y me piden consejo sobre qué cámaras u objetivos comprar. Se me ha ocurrido escribir una serie de consejos que tal vez sean de utilidad:
1. La fotografía puede ser un afición temporal. Si es así, y hasta que lo tengas claro, te sugiero que no compres un equipo caro, y que evites los “packs” que incluyen cuerpo réflex, y de “regalo” dos o tres objetivos de no sé cuantas prestaciones, además de un video y no sé qué zarrios más. Estos regalos suelen ser caros, y con frecuencias inútiles. Es el tiempo el que determina si se trata de una afición o un capricho, así que lo mejor es comenzar por cámaras compactas que te caben en el bolsillo. Tú mismo irás comprobando cómo evolucionan tus fotos, y tú mismo verás que tu conocimiento de la fotografía y de la composición requieren un equipo de mayores prestaciones.

2. Los packs que venden en las tiendas de fotografía, o bien en los supermercados y establecimientos de electrodomésticos, no son nada de fiar. Son marcas importantes y reconocidas, las mismas que usan los profesionales, pero con construcciones muy diferentes. Mientras los modelos de los aficionados tienen una estructura muy endeble, las de los profesionales son rígidas y construidas para soportar situación difíciles, tanto de trabajo, temperatura o pequeños accidentes.

3. Los objetivos que incluyen estos packs suelen ser 100 % plástico, y para colmo las ópticas han sido realizadas con materiales de baja calidad, por no decir que la luminosidad de estas lentes es muy “cutre”, por lo que en situaciones críticas de lumínica no llegan a dar buen resultado. Por no decir las distorsiones ópticas que tienen. Un detalle que a mi siempre me ha llamado la atención, es la falta de preocupación de los fabricantes, les colocan un parasol cualquiera que llega a interferir en la escena enfocada, por no decir las sombras que pueden provocar cuando se acciona el flash. Esto demuestra la falta de intereses por sus productos “baratos”.

4. Me vas a permitir que te haga algunas preguntas antes de seguir:

a. ¿Haces fotografía como afición, dentro del ámbito familiar, vacaciones, excursiones, o amigos?

b. ¿Haces fotografía en tu trabajo? Por ejemplo, si eres dentista, o profesional de la salud y necesitas simplemente documentar unas heridas o una patología.

c. ¿Tienes previsto realizar un viaje en el que quieres documentar aspectos como la arquitectura, la vida social, las costumbres de un país?

d. ¿Eres un Friky?

5. Si sólo eres un aficionado que quiere documentar su vida familiar y social, te sobra con una compacta. Las posibilidades de hacer buenas fotos es tremenda, incluso puedes presentarte a concursos y publicarlas en cualquier revista.

6. Si eres un profesional y necesitas documentar algo muy concreto, lo mejor es que uses una compacta con posibilidades de colocar un objetivo de focal fija que sea de gran calidad. Jamás te dejará tirado a la hora de presentar tus fotos en un congreso, o publicarlas en una revista especializada. Podrías usar también una réflex con dos objetivos de focal fija, pero son especialmente voluminosas y pesadas, y tal vez no sea la opción más cómoda y económica.

7. No digo nada a los profesionales de la fotografía, estoy seguro que ellos de momento comparten lo que digo, y seguro que ya tienen su equipo que van renovando y ampliando dependiendo las necesidades y requerimientos de sus trabajos y clientes.

8. A mis alumnos les recomiendo “paciencia”. Es mejor ir comprando material a medida de las necesidades y del conocimiento de la técnica y la composición, que no cuando se tienen unos ahorros por algún trabajo o por la generosidad de los abuelos. Es mejor esperar y seguir ahorrando. El secreto está en comprar poco y bueno. Es mejor un cuerpo bueno, que no dos malos que te van durar un par de viajes. Y es mejor un buen zoom bien luminoso, que no tres o cuatro cacharros que te dejan tirado en condiciones de luz adversas, te distorsionan la imagen, y te entra polvo por el lugar menos pensado. Eso sí, no te líes con “caprichos” de los que vienen y van. Te pongo un ejemplo personal: desde pequeño tenía una gran afición por la fotografía macro, y para ello, como es lógico, en la primera ocasión que tuve, pude comprar un Tamron 90 que llegaba a 1:1, es decir que podía hacer unas fotos de una superficie de una uña, por ejemplo, y luego hacer una ampliación de 50×60 ctms. sin que perdiera calidad, incluso estoy seguro que con un cuerpo mejor del que tengo se podrían hacer grandes carteles con total calidad. Y aunque me salió muy barato (sé que este objetivo ha subido de precio muchísimo), te aseguro que me ha salido caro, pues sólo lo he usado para retratos y poco más.

9. Los frikis son muy interesantes para la fotografía. La mayor parte de ellos no saben nada de composición. Si les haces alguna sugerencia para mejorar alguna foto, te responderán que es una buena foto, aunque les digas que no. Van a lo que van. Personas con dinero que saben qué es lo último de Canon, Nikon y otras fábricas, pero no tienen ni idea de la exposición de fotografía que hay en su ciudad, o de una “quedada” fotográfica en la que poder aprender y conocer gente de la fotografía. Suelen ser interesantes por una razón. Generalmente se cansan pronto de sus objetivos y sus cuerpos, y aún sin haberles dado mucho uso, están dispuestos a comprar otros que acaban de ver en una revista. Es así que los viejos no los van a usar, y es una oportunidad muy buena de pedirles que su material viejo te lo vendan a un precio ridículo, y para colmo nuevo. Hablan de cámaras, pero no saben fotografía.

Escribiré más adelante algo más concreto, pero si te quedas con unas ideas ya estaré satisfecho:

1. CENTRATE EN APRENDER COMPOSICIÓN.

2. LA TÉCNICA SE APRENDE LEYENDO, VIENDO VIDEOS, Y SOBRE TODO PRACTICANDO.

3. COMPRA POCO, PERO BUENO.

4. NO HABLES DEL EQUIPO PARA PRESUMIR, NO SEAS UN FRIKY.

5. PLANTEATE RETOS QUE TE HAGAN MEJOR FOTÓGRAFO.

6. PRESENTATE A CONCURSOS, Y DISFRUTA CUANDO NO TE DEN PREMIOS, PERO NO TE OLVIDES DE SER CRÍTICO CON LOS QUE LOS HAN TENIDO.

7. HAZ FOTOS EN SOLEDAD, Y QUEDA CON AMIGOS ALGUNA VEZ PARA VERLAS.

8. BUSCA UNA LÍNEA DE TRABAJO, Y CUANDO LA TENGAS BIEN DEFINIDA EVOLUCIONA Y CRECE HASTA QUE CONSIDERES QUE LA HAS SUPERADO. EN ESE MOMENTO BUSCA OTRA LINEA.

9. NO TENGAS MIEDO DE EXPONER Y DE QUE TE DIGAN QUE NO LES GUSTA. DETRÁS DE UN “NO ENTIENDO TUS FOTOS”, HAY UN HALAGO ENCUBIERTO.

10. NO TE OLVIDES DE LA 6 REGLA QUE TIENE TANTO QUE VER CON LA VIDA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s